Nuevas recetas

Max Brenner: Chocolate máximo

Max Brenner: Chocolate máximo


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Como fan de Food Network, tengo mucha fe en la palabra de los chefs famosos, especialmente cuando se trata de restaurantes. Habríamos caminado junto a él cuando salíamos de Union Square y no hubiéramos prestado atención a lo que nos perdimos. Y nos hubiéramos perdido un restaurante que sirviera un chocolate increíble.

Max Brenner es conocido por su chocolate. La pizza de chocolate apareció en The Best Thing I Ever Ate, pero hay una serie de otros artículos que incluyen chocolate, incluidas bebidas, pasteles y otros productos horneados. Vimos gente alrededor del restaurante probando postres de aspecto increíble, como un kit de s'mores, fondue de chocolate, un brownie de plato hondo y sundaes de helado. Se sintió como si hubiéramos entrado en un restaurante dirigido por Willy Wonka.

Sabía que no podía soportar algo rico o pesado, especialmente con toda la caminata que estábamos planeando esa tarde, pero quería probar algo ligero que aún me diera la oportunidad de probar el chocolate. Reduje mi selección a la pastelería y pedí un toque de chocolate, que era un pastel parecido a un croissant relleno con chispas de chocolate. También se sirvió con una guarnición de chocolate para mojar. La masa era ligera y las chispas de chocolate eran excelentes, pero podría haber pedido una jarra de chocolate para mojar. No tengo vergüenza, fue tan bueno.

Realmente es increíble cuando tienes la oportunidad de disfrutar del chocolate gourmet. Los sabores son mucho más profundos y fuertes que la típica basura que se obtiene de una barra de chocolate. Y el chocolate en Max Brenner es el epítome de lo gourmet.

Para obtener más reseñas, consulte mi blog: From Ballparks to BBQ.


Hay más en el cacao que el chocolate

Oded Brenner es un Willy Wonka moderno. En la década de 1990, co-creó un imperio internacional del chocolate, Max Brenner Chocolate, que incluye un emporio de 7,000 pies cuadrados en Broadway en la ciudad de Nueva York.

Brenner dejó esa empresa en 2012 y unos años más tarde comenzó a explorar un lado diferente del chocolate. Un viaje a Jamaica en 2015 encendió la pasión por el cacao, que es más que solo los granos que se convierten en chocolate.

Brenner vio que la gente hacía jugo, licor y harina a partir de la fruta del cacao y usaba toda la vaina en lugar de solo los granos. Estaba asombrado de lo poco que sabía sobre el cacao, a pesar de haber trabajado en el chocolate durante 20 años.

“Es la fruta más desconocida detrás de la fruta más conocida”, resumió Brenner.

Brenner me dijo que la producción tradicional de chocolate desperdicia la mayor parte de la fruta. Por el contrario, dijo, en Ecuador beben agua de cacao y comen los frutos secos de las mazorcas.

“De hecho, toda la vaina es comestible, pero en nuestra búsqueda del chocolate tradicional, todas las demás partes de la fruta se desperdician”, dijo.

Brenner ahora promueve la fruta sin azúcar por tener altas propiedades antioxidantes. La fruta del cacao, dice, está llena de potasio, magnesio, hierro y tiamina B1, entre otras cosas. El agua está llena de electrolitos naturales.

Brenner ha creado Blue Stripes Urban Cacao, con una tienda en línea y una tienda en el vecindario Union Square de Nueva York, para contar ambos lados de la historia del chocolate. Por un lado, tiene la experiencia decadente, lujosa y refinada de las trufas de chocolate y los bombones de chocolateros finos. Por otro lado, tiene la experiencia rústica y sin refinar de la jungla de la colorida fruta del cacao.

Cuando conocí a Brenner y conocí su línea de productos de cacao sostenibles y equitativos para el agricultor, comencé con la fruta en sí. Era la primera vez que sostenía una mazorca de cacao. Era de color rojo oscuro, de unas 10 pulgadas de largo y tenía la forma de una pelota de fútbol con crestas. Lo abrí y lo probé. Está lleno de sacos blancos que contienen semillas de cacao, y alrededor de las semillas está la pulpa o la fruta.

La fruta es ligeramente dulce y ligeramente ácida, y tiene una textura agradable y espesa, parecida a la fruta de la pasión. La semilla del interior, por supuesto, es el grano de cacao, que tradicionalmente se fermenta y se tuesta para hacer chocolate.

A continuación, bebí el agua de cacao y me sentí hidratado y renovado.

Me enamoré de las barras de cacao y tahini de Blue Stripes. Con la ayuda de Brenner, creé mi propia receta para Tahini Cups de chocolate negro, inspirada en su enfoque en toda la fruta del cacao:

TAZAS DE TAHINI DE CHOCOLATE OSCURO

Estos chocolates caseros se inspiraron en Oded Brenner y su enfoque en toda la fruta del cacao. Son satisfactorios y deliciosos como una buena taza de espresso. Ligeramente amargo, cremoso y explosivo con sabor a chocolate oscuro. Recuerde tener todos sus ingredientes a temperatura ambiente antes de mezclar, o el chocolate se enfriará demasiado rápido y no podrá verterlo.

1 taza de chips de chocolate 100% cacao Blue Stripes Urban Cacao

½ taza más 2 cucharadas de tahini a temperatura ambiente (sin sal)

3 cucharadas de sirope de dátiles (para endulzar)

1 cucharadita de pasta de vainilla pura, como Nielsen-Massey

1/8 cucharadita de cardamomo molido

Nuez moscada rallada fresca, aproximadamente 1/16 de cucharadita

Una pizca de sal marina de grano fino

Jengibre confitado, cortado en rodajas (opcional)

Pistachos sin sal (opcional)

Coloque una lata de mini cupcakes con papeles para mini cupcakes.

Derrita el chocolate a baño maría o en el microondas para derretir chocolate. Mientras tanto, mezcle el tahini, el jarabe de dátiles, la pasta de vainilla, el cardamomo, la nuez moscada y la sal. Agregue el chocolate derretido lentamente y mezcle bien hasta que esté completamente combinado.

Divida la mezcla entre los 24 papeles para mini cupcakes. Espolvorea inmediatamente cada uno con un poco de sal marina Maldon. Puede detenerse allí o agregar el jengibre confitado y las nueces. Si agrega, coloque un par de pistachos encima de cada taza de chocolate y luego una o dos astillas del jengibre confitado.

Coloque las tazas destapadas en el refrigerador para que se asienten. Retirar cuando esté duro y colocar en un recipiente hermético, separando las capas con papel pergamino.


'Max' Brenner fue expulsado de su propia empresa, destruido financieramente y se le prohibió hacer chocolate durante cinco años. Pero aprendió: 'El infierno tiene beneficios'.

Como un joven ambicioso que buscaba dejar su huella en el mundo, Oded Brenner nunca planeó hacer chocolate. Probablemente tampoco planeaba ser calvo, pero cuando hablamos por teléfono, el fundador de Max Brenner: Chocolate by the Bald Man, de 52 años, sugirió que los planes suelen ser un desvío del evento principal. Citó a John Lennon: & ldquoLife es lo que sucede cuando estás ocupado haciendo otros planes & rdquo.

Al crecer en Israel, Brenner quería ser escritora. Pero necesitaba dinero para financiar su escritura, y resultó que tenía un don para hacer pasteles. Así que se fue a París a estudiar con el chocolatero Michel Chaudun, y en 1996, cuando tenía 25 años, regresó a Israel para abrir una chocolatería en el pequeño pueblo de Ra & rsquoanana.

"Las cosas que estaba haciendo en mi tienda eran muy originales, diferentes de las clásicas tiendas de chocolate europeas", dice. & ldquoSentí que había una gran brecha entre la forma en que la gente habla y piensa sobre el chocolate y la forma en que lo experimenta en el mundo minorista. Las tiendas de chocolates tradicionales tratan el chocolate casi como si fuera una joya, en estas hermosas cajas, ¡y no lo toques! Pero cuando hablé con mis clientes, estaban hablando de Charlie y la fábrica de chocolate, regalos sexys, recuerdos románticos de la infancia, las connotaciones emocionales del chocolate. Así que este fue el comienzo de Max Brenner. Yo dije: Charlie y la fábrica de chocolate? Vamos a crear pipas de chocolate que recorran todo el restaurante. Deje que & # 39s cree una taza & lsquohug & rsquo para que pueda abrazar su taza y sentirse como si estuviera en un chalet en unas vacaciones de esquí. Dices: "Soy adicto al chocolate, quiero una dosis de chocolate". Así que creé una gran jeringa llena de chocolate para que puedas metértela en la boca. Etcétera. Realmente lo convertí en un parque de atracciones de chocolate. & Rdquo

Se corrió la voz de la diversión del chocolate, y Max Brenner (un sombrero para Brenner y su socio original, Max Fichtman) se convirtió rápidamente en un nombre familiar en Israel. En 2001, la empresa fue adquirida por el conglomerado de alimentos israelí Strauss Group. Y mientras la marca seguía creciendo, trasladando su sede a Nueva York y abriendo más de 50 ubicaciones internacionales, Brenner empezó a sentir la pérdida de control de forma más aguda. Con la bendición de Strauss & rsquos, abrió una cadena de cafés separada, Little Brown Chocolate Bakery & amp Coffee, en 2011. Pero cuando el nuevo concepto comenzó a tener éxito, Strauss lo demandó por violar su no competencia. Brenner luchó hasta su último centavo, pero aún perdió tanto a Little Brown como a su lugar en Max Brenner. Y se le prohibió crear cualquier cosa relacionada con el chocolate o poner su nombre o rostro en cualquier marca durante cinco años (Empresario contactó a Strauss para hacer comentarios, pero no recibió una respuesta antes de la publicación).

Brenner dice que esos cinco años fueron los más oscuros de su vida. Se mudó con su familia, luchó financieramente, llamó a amigos para pedir ayuda para encontrar trabajo. Todo su sentido de sí mismo cambió. Pero cuando terminó el exilio, regresó con una nueva aventura. En 2018, la tienda Blue Stripes: Urban Cacao abrió a solo una cuadra y media del buque insignia de Max Brenner en Union Square. Brenner había descubierto la miríada de usos del cacao y mdash, una fruta con forma de balón de fútbol con "ldquopods" blancos, de aspecto algo fantasmal, en un viaje a una plantación de café Blue Mountain en Jamaica. Estaba horrorizado al saber que los chocolateros solo usan el 30 por ciento del 'quosuperfood' completo y tiran el resto a la basura. "Me sorprendió haber trabajado con el chocolate durante 20 años y no era consciente del potencial", dice Brenner. "Yo estaba como, wow, esto es cacao como quiero hablar de él". La pureza y los orígenes culturales de la misma. & Rdquo

Blue Stripes utiliza todas las partes (cáscara, fruta y vainas) del cacao para hacer productos y mdash increíblemente saludables, desde agua de cacao y frutos secos, hasta galletas, barras energéticas y bolas de proteínas, bocadillos de postre cetogénicos, granola, mantequilla de avellana y harina de repostería.

"Creo que Max Brenner fue una marca fenomenal", dice Brenner. "Pero lo que estoy haciendo hoy con Blue Stripes es mucho más hermoso en términos de creatividad y mensaje significativo". Cuando ves lo que está sucediendo en todo el mundo, el cambio climático, la contaminación, la brecha entre los ricos y otros países, parece que finalmente aquí hay una pequeña forma en la que yo, con mis 25 años de experiencia, puedo hacer algo para mejorar. un cambio. Y todo esto sucedió debido a esos cinco años de infierno. & Rdquo

En una conversación sincera, Brenner habló sobre lo que aprendió mientras atravesaba su propio infierno personal. Habló sobre su fatídica decisión inicial de vender a Max Brenner, tratando de trabajar en un entorno corporativo como emprendedor, la amargura que vino con perder el control de su propia creación, la prohibición de hacer lo que mejor sabía hacer y cómo llegó a Considere esos cinco años en el desierto emocional y financiero como una oportunidad única en la vida. Su perspectiva es valiosa para los empresarios que están considerando vender acciones en su negocio, aquellos que se encuentran en medio de una desagradable división con socios comerciales o cualquiera que simplemente esté descubriendo cómo comenzar de nuevo después de una pérdida asombrosa.

¿Cuáles fueron los factores que le llevaron a decidir vender Max Brenner?

Max Brenner fue un gran éxito desde el principio, pero el éxito no tuvo nada que ver con ganar dinero. Tenía mucha fama, participaba en muchos programas de televisión y todos conocían la marca. Pero tal vez tres años después, si estaba ganando dinero, seguro que no era suficiente para continuar. Así que tuve que traer un compañero. Strauss era la corporación de alimentos más grande de Israel y básicamente se hicieron cargo de la empresa. Me dieron un salario muy bueno, bonificaciones aquí y allá, honorarios de consultoría y un poco de regalías, pero me dejaron con un porcentaje muy pequeño en la marca y un 3,5% de capital. Me convertí en un accionista muy minoritario.

¿Cuál era tu forma de pensar en ese momento?

Estaba exhausto, no quería dejar morir este sueño por completo y no tenía dinero para continuar. Así que no tuve otra opción. Quería creer que haríamos crecer esto juntos, y yo todavía me beneficiaría de ello. Me estaba convenciendo de que eventualmente sería una empresa de mil millones de dólares, y mi 3.5% podría ser de $ 35 millones. Pero para ser honesto contigo, también estaba tan enamorado de mi propia creación que no estaba pensando racionalmente desde ningún ángulo comercial. No podía soportar pensar en el cierre de las tiendas. No podía dejar de recibir el cariño de mis clientes. Yo era adicto & mdash en el buen sentido & mdash a la comida, al amor, a los aplausos. No quería que se detuviera. Y realmente no pensé en lo que significaba que tuviera solo un 3,5% de votos en cualquier cosa. Pensé que tres, cuatro o cinco años después, miraría hacia atrás y diría: "Salvé la marca".

¿Strauss le dio la impresión de que conservaría el control creativo?

Sí, me dieron la impresión de que, "¡Tú y rsquore Max, eres el hombre calvo!" ¡Eres un tipo increíble, eres el creador! Hoy soy menos ingenuo de lo que era entonces, y creo que la gente con experiencia hace muchas de estas cosas intencionalmente. No digo intencionalmente de una manera tan mala, pero lo ven como un asunto puro y cruel. Así que sí, me dieron la impresión de que no había marca sin mí, aunque en realidad no compartían la misma visión que yo.

¿Cómo fue pasar de dirigir su empresa a formar parte de una corporación?

Mucha gente me dijo que un emprendedor no puede trabajar en un entorno empresarial. Es casi como un matrimonio imposible. No quiero generalizar, pero por lo general, un emprendedor es una persona muy impulsiva e instintiva. Tiene una pasión loca, como un fuego. Quiere hacer cosas, quiere que sucedan ahora mismo. El proceso corporativo es extremadamente diferente. Es, y ldquoPensémoslo, analítica, ¿quién te dijo que esto es cierto? ¿Por qué este embalaje? ¿Por qué estos colores? ¿Por qué estás cambiando el lenguaje de la marca? Es interminable. Cuando dices: "Tratemos de vender en Japón", "it", "¿Por qué Japón?" ¿Quién te dijo que es un mercado? ¡Pero a los japoneses les encanta el chocolate amargo! & ldquo¿Cómo lo sabes? Muéstranos la investigación. ¿Por qué crees que es así? ”. El emprendedor no suele pensar, lo sabe. Él empuja y comete errores. Pero él simplemente dice: "Está bien, así que esto fue un error". No importa. Esta es casi su naturaleza para seguir adelante y hacer que las cosas sucedan. Y la empresa está formada principalmente por personas que dirigen un negocio ya existente. No es bueno ni malo, pero están pensando y analizando y, lentamente, "traigamos a un consultor". Un empresario y un consultor, son como el agua y el aceite. Quiero decir, no pueden trabajar juntos.

¿Cómo empezó a deteriorarse su relación con el equipo corporativo de Max Brenner?

Durante mucho tiempo, la amargura y la frustración se fueron acumulando. En algún momento comencé a llegar menos a las reuniones y creo que se sintieron aliviados porque no querían verme allí. Me presentaba para relaciones públicas, eventos, entrevistas, lo que sea, aquí y allá, y a veces estaba haciendo nuevas recetas. Pero en general, quería involucrarme cada vez menos. Y finalmente decidí que quería comenzar un nuevo concepto, como un Starbucks de chocolate y tiendas más pequeñas, autoservicio, servicio rápido. Se llamaba Little Brown. Se lo presenté a Max Brenner y no estaban interesados, así que les dije: "Creo que no compite con Max Brenner y quiero abrir una tienda como esta con una marca diferente". Dijeron que no hay problema. Así que abrí una en el Upper East Side, y luego tuve una franquicia en Rusia y otra en Dubai, y alquilé otra tienda en Chelsea & hellip, nunca me dijeron que estaba haciendo nada malo. Pero un día, el presidente de Max Brenner se me acercó y me dijo: "Escuche, no creo que funcione entre nosotros, deberíamos separarnos". Le dije que no había problema. Pero luego dijo: "Tienes que dejar de hacer esto y esto y esto en Little Brown". Le dije: "No puedo, ya tengo franquicias y sabes que estás poniendo en peligro mi concepto". Bueno, no dijo mucho y luego, un día de un viernes por la tarde, alguien llamó a la puerta y dijo: "Te están atendiendo".

¿Cómo fue la batalla legal?

Estaba extremadamente emocionado, como, "Voy a mostrarte y pelear". Simplemente no crees que una compañía corporativa de $ 3 mil millones te va a aplastar, pero eso es lo que sucedió. Fue una pelea muy corta y agresiva. Luego fuimos a la corte, y justo cuando comenzamos la discusión, el juez dijo: "Deberías llegar a un acuerdo". No tenía ni una gota de energía para seguir luchando, ni un centavo en mi bolsillo. Así que renuncié a todo. La no competencia de cinco años siempre fue parte del acuerdo. Pero solo quería que terminara, no me importaba. Tuve suerte porque en algún momento incluso dijeron 10 años y yo estaba listo para firmar.

Realmente tenías que cambiar tu estilo de vida después de perder la batalla judicial. ¿Como fue eso?

Viví una vida muy cómoda en Manhattan y mudé a mi familia a una casa muy pequeña en Jersey. Teníamos un coche, no fuimos a restaurantes. Sin vacaciones, sin nada. Tuve que llamar a mis amigos y pedir ayuda. No es agradable cuando eras el pez gordo que daba entrevistas de trabajo, y ahora necesitas hacer entrevistas de trabajo o pedirle a tus amigos que te contraten para un trabajo de consultoría. Y la consultoría es un trabajo muy inestable. Nunca se sabe cuándo conseguirás el próximo trabajo. A veces tenía un poco más de dinero, a veces no tenía. Y me sorprendió mucho la cantidad de gente que no me quiere como consultor. Pensé: "¡Soy el hombre calvo, Max Brenner, todos necesitan mi consejo!" No fue tan fácil. Nadie esperaba al calvo. Pero finalmente comencé a completar un CV, que nunca antes había tenido. Para un hombre hecho a sí mismo que era el jefe, convertirse en empleado es devastador. Pero dije, esta es otra etapa en el viaje que debo recorrer.

¿Qué consejo le daría a los emprendedores que necesitan conseguir socios para que su empresa sobreviva?

No ceda el control. Sea extremadamente duro en la negociación. Si la gente realmente quiere tu marca, eventualmente cederán. Si no es así, no cuentan con los socios adecuados. Negociarán duro porque tienen más experiencia que tú. A veces serán mentalmente más fuertes porque usted se encuentra en una situación muy difícil y está cansado y agotado. Pero no renuncie a la equidad porque la equidad es lo más importante. Y no me refiero aquí a una marca enorme y madura. Entonces puedes renunciar al control y es una situación diferente. Pero cuando una marca se encuentra en las primeras etapas del espíritu empresarial, es necesario tener el control en la toma de decisiones. Incluso si está un poco diluido en el capital financiero de la empresa, porque a veces alguien pone mucho dinero y sí, la empresa no se encuentra en una gran situación. Entiendo esto, pero si no vas a tener el control, no será tu empresa.

¿Qué aprendiste del viaje emocional?

En cierto punto, solo querrás colapsar. Estás enojado con el mundo, enojado con Dios, enojado con todos. Esto es el infierno. Preguntas: ¿Cómo pudo pasarme esto a mí? Aunque sepa que parte de esto probablemente sea culpa suya. Pero con suerte y mdash y esto es lo que me dije a mí mismo, mdash, no vas a pasar por el infierno muchas veces. Así que esta es una experiencia única. Lo diría aún más fuerte: esta es una oportunidad única. El infierno tiene beneficios. Tiene beneficios para tu ego, y el ego es un elemento muy destructivo en nuestras personalidades. El infierno tiene beneficios en la forma en que hablas con otras personas y en tu forma de pensar sobre los negocios. Sobre todo, el infierno te hace pensar mucho. Puede cambiar tu personalidad. No está allí por casualidad, y esto puede parecer un poco demasiado espiritual y místico, pero diría que escúchelo con atención. Dale todo el espacio y el tiempo que necesita. Siente lástima por ti mismo, enfócate. Pero use este período para prepararse para la siguiente etapa de su vida, que puede ser increíble. Si eres creativo, si eres un verdadero emprendedor, podrás volver y hacerlo de nuevo, y lo siguiente será mejor.


Los clientes que compraron este artículo también compraron

Revisión de Amazon.com

Con cubas gigantes de chocolate batido, postres como su famosa pizza de chocolate y 12 variedades de chocolate caliente servido en tazas personalizadas, Max Brenner, Chocolate by the Bald Man ha convertido su línea de restaurantes temáticos coloridos y de moda en una sensación internacional. Chocolate: una historia de amor es un nuevo y vibrante libro de cocina que incluye 65 recetas originales narradas con la voz peculiar y cautivadora de Max Brenner, el visionario fundador del restaurante y el "hombre calvo". Audaces ilustraciones originales inspiradas en los gráficos de carteles Art Deco, fotografías a todo color, recetas deliciosas fáciles de seguir y una porción de la visión única de Max para difundir la "cultura del chocolate" en todo el mundo hacen de este libro una necesidad para todos los amantes del chocolate.

Extracto de receta de Chocolate: una historia de amor: Mi pastel de cumpleaños de chocolate perdido de la infancia

1. Precaliente el horno a 350 ° F. Enharine ligeramente y en mantequilla un molde para pastel redondo de 9 pulgadas

2. Haz el pastel. En un tazón pequeño, tamice la harina, el polvo de hornear y la sal. En un recipiente aparte, bata la mantequilla y el azúcar con una batidora eléctrica hasta que esté suave y esponjosa, aproximadamente 3 minutos. Agregue los huevos uno a la vez, mezclando bien después de cada adición. Agrega la vainilla. Agregue los ingredientes secos a los húmedos, mezclando hasta que estén combinados.

3. Vierta la masa en la sartén preparada. Hornee hasta que la corteza esté dorada y un pincho insertado en el centro del pastel salga limpio, de 18 a 20 minutos. Deje enfriar en una rejilla para enfriar.

4. Hacer la ganache. Llevar la nata a fuego lento y verter sobre el chocolate picado en un bol resistente al calor. Deje reposar hasta que el chocolate comience a derretirse, aproximadamente 1 minuto, luego bata con una batidora eléctrica hasta que el ganache esté esponjoso y suave. Dejar enfriar a temperatura ambiente.

5. Prepara el almíbar. Hierva el agua y el azúcar en una cacerola de fondo grueso. Baje el fuego y cocine a fuego lento hasta que el azúcar se disuelva, aproximadamente 10 minutos. Agrega el Cointreau y retira del fuego.

6. Cortar el bizcocho horizontalmente en 2 capas. Cepille el bizcocho aún caliente con el almíbar (no lo remoje). Una vez que se haya absorbido el almíbar, esparza generosamente el glaseado de ganache enfriado sobre la parte superior de una ronda. Cubra con la segunda capa de pastel y cubra con el ganache restante, usando una espátula desplazada para alisar el ganache hacia abajo y alrededor de los lados del pastel.

7. Espolvoree generosamente con chispas multicolores.

Revisar

¡Los postres de Max Brenner son tan increíbles y tan creativos! Con este delicioso libro, todos ustedes pueden recrear la magia de sus restaurantes de chocolate en su propia casa.Paula Deen, presentadora de Paula & # 39s Best Plates y Paula & # 39s Party

Siempre hemos disfrutado de traer a nuestra hija, Ella, a Max Brenner's inNYC. Esperamos poder usar su libro de cocina en casa. -John Travolta y Kelly Preston


Cacao Cuentista –Oded Brenner:

Hace 25 años salí de viaje de chocolate sin realmente planearlo. Comencé en París con el famoso maestro chocolatero, Michele Chaudun, que tenía la tienda de chocolates más romántica que necesitaba como material de inspiración para mi carrera como escritora que estaba planeando cuidadosamente para mí. Nunca dejé de planificar la carrera de escritor desde entonces, persiguiendo vigorosamente los materiales de inspiración que tanto necesitaba para finalmente hacerlo realidad. Mientras tanto, sucedió un drama de chocolate relativamente extenso sin que yo le prestara demasiada atención. Creé una marca, de la que quizás hayas oído hablar: Max Brenner Chocolate by the Bald Man- (¿el hombre calvo en el logo? Ese & # 8217s yo) abrió muchos restaurantes de chocolate. en todo el mundo, inventó algunos divertidos platos de chocolate envueltos en todo tipo de ideas extravagantes y realmente no escribí nada. Muchos dijeron que soy una especie de reencarnación de Willy Wonka ...

Pero luego, hace siete años, dejé mi creación juvenil de chocolate & # 8211 Max Brenner & # 8211 y tomé un largo descanso de chocolate de cinco años. Dejé a un lado mi sombrero de Willy Wonka y fui al otro lado del chocolate, su lado salvaje desconocido & # 8211 Cacao. En un viaje a las Montañas Azules en Jamaica conocí a un chico genial, Jody, que me sirvió & # 8221Jamaican Cacao Breakfast & # 8221- una bebida que me iluminó con una forma fascinante de preparar chocolate. bebidas directamente de los frijoles y conservan los sabores salvajes de sus orígenes.

Fue una verdadera coincidencia cuando me detuve unas semanas después en una tienda de comestibles brasileña en Queens y descubrí la pulpa de fruta de cacao y otro aspecto cultural desconocido de las infinitas creaciones culinarias posibles de Cacao & # 8211, esta vez refrescantes tazones de granola y batidos energéticos & # 8217 que se preparan a partir de la fruta en culturas sudamericanas. Así que decidí regresar a USQ, Manhattan, abrir & # 8220Blue Stripes Cacao Shop & # 8221 y contar historias sensuales de sabor, olor y colores que son conocidas desde hace tanto tiempo por las tribus de las selvas tropicales del cacao y compartir lo que creo que extrañamos. demasiado tiempo - física, mental y emocionalmente & # 8211 en nuestro estilo de vida urbano, jungla de asfalto. Te invito a que abras todos tus sentidos y lleves la selva tropical del cacao a tu plato urbano.


Revisión: Chocolate: una historia de amor: 65 recetas de postres de chocolate de Max Brenner & # 8217s Private Collection

Una impresionante colección de recetas de chocolate del infame Max Brenner. Utilizando fotografías y gráficos Art Deco, este no es solo un libro de cocina, también sirve como un libro de mesa de café. Desde crepes hasta pasteles y pizza de chocolate, este libro cubre todo lo que un amante del chocolate podría desear.

Debo confesar que soy un gran amante del chocolate. No tengo ningún problema en comer chocolate a cualquier hora del día, incluso para el desayuno. Las recetas no solo son deliciosas con solo leerlas, sino que casi todas requieren ingredientes comunes y tienen instrucciones fáciles de seguir. Incluso encontré una nueva galleta para agregar a mi lote de golosinas navideñas que hago todos los años: Once-Upon-A-Time Small Almond Cookies. Este fue uno de mis evaluadores de reseñas y la familia se los comió. Fue entonces cuando supe que iba a recibir una promoción en mi caja de recetas. Un gran libro para aquellos como yo que piensan que el chocolate debería ser su propio grupo alimenticio.


Cóctel de fresa cubierto de chocolate

Derretir la ganache de chocolate y utilizar en el borde del vaso. En una licuadora, combine el vodka y la crema de cacao. Agrega puré de fresa y dos bolas de helado de vainilla. Mezclar hasta que esté suave. Verter en copa de cóctel cupé y decorar con fresa bañada en ganache de chocolate.

Para aquellos que nunca antes han hecho ganache de chocolate, necesitan chispas de chocolate, crema espesa, un microondas o una estufa y un batidor. Echa un vistazo a esta sencilla receta con excelentes críticas aquí.

Siga a Sinéad & amp PhillyVoice en Twitter: @sineadpatrice | @thePhillyVoice
Me gusta en Facebook: PhillyVoice
Agregue el feed RSS de Sinéad a su lector de feeds
¿Tienes un consejo de noticias? Haznos saber.


Chocolate: una historia de amor: 65 recetas de postres de chocolate de la colección privada de Max Brenner

Estoy enamorado de Chocolate: A Love Story! La tostada francesa bohemia es increíble. La he preparado casi dos veces por semana desde que recibí el libro de mi esposo en Navidad. No hace falta decir que se ha beneficiado. Sus favoritos hasta ahora eran los Intimate Scones. Eran muy mantecosos, desmenuzables y sutiles, nada que ver con los excesivamente azucarados que encontrarás en Starbucks o similares. Yo & aposve también disfruté de los brownies oscuros y densos altamente filosóficos que son aún mejores después de un día en el refrigerador como receta. ¡Estoy enamorado de Chocolate: A Love Story! La tostada francesa bohemia es increíble. La he preparado casi dos veces por semana desde que recibí el libro de mi esposo en Navidad. No hace falta decir que se ha beneficiado. Sus favoritos hasta ahora eran los Intimate Scones. Eran tan mantecosos, desmenuzables y sutiles, nada que ver con los demasiado azucarados que encontrarás en Starbucks o similares. También disfruté de los brownies oscuros y densos altamente filosóficos que son aún mejores después de un día en el refrigerador, como sugiere la receta. Las galletas de chocolate contenciosas son excelentes para una galleta tradicional con un toque de canela. El argumento del Sr. Brenner para hacerlas cuando el estado de ánimo atañe no tendrá ningún argumento de mi parte. Tengo muchas ganas de probar los gofres callejeros belgas, el pastel de ensueño de chocolate New Life parisino y el Cosmos de chocolate blanco anónimo.

También encuentro que las ilustraciones de Yonatan Factor son bastante hermosas y divertidas. Te animan a que no te tomes demasiado en serio a la hora de hornear. No se desanime por la falta de fotografías reales de los postres terminados. Las recetas están escritas de una manera tan sencilla que encontrará fácilmente el camino hacia un resultado final encantadoramente dulce. . más

Este es un gran libro de cocina de tapa dura con 65 recetas, no todas ellas estrictamente recetas de postres, pero todas involucran chocolate de alguna manera. Y como la mayoría de los libros de cocina inspirados en chefs, hay algunas recetas que puede usar para el placer de todos los días, y algunas que requieren más esfuerzo que quizás desee guardar para ocasiones especiales.

Me encantó leer este libro y decidí que antes de poder escribir una reseña necesitaba probar una receta. Había tantos que sonaban deliciosos que me costó mucho. Este es un gran libro de cocina de tapa dura con 65 recetas, no todas estrictamente recetas de postres, pero todas con chocolate de alguna manera. Y como la mayoría de los libros de cocina inspirados en chefs, hay algunas recetas que puede usar para el placer de todos los días, y algunas que requieren más esfuerzo que quizás desee guardar para ocasiones especiales.

Me encantó leer este libro y decidí que antes de poder escribir una reseña necesitaba probar una receta. There were so many that sounded yummilicious that I had a hard time deciding. Here are some of my favorite recipes:

* Veg-out chocolate cornflake TV wraps with lazy Brazil nuts and coconut sofa dipping sauces
* Parisian new life chocolate dream cake sprinkled in white powder sugar point of view
* Politically correct Sacher torte with a loyal good taste
* My lost childhood chocolate birthday cake sprinkled with shiny colorful candy tears
* A philosophical highly concentrated fudge brownie made of 70 percent dark chocolate thoughts
* A high school bonfire chocolate melting heart cake with a soft marshmallow first memory hidden inside
* Bad boy chocolate pizza with hazelnut spread, pure melted chocolate chips, and passionately roasted marshmallows

After much debate between I decided on the Highly concentrated fudge. For me there could be no better judge of the book than this recipe.

The brownies were relatively easy to make. It only took about 15-20 min to mix, about 30 min to bake, and the ingredients were not expensive. There were a couple of small drawbacks. First, it made a HUGE pan of brownies (13x18 pan) and second it recommended that you refrigerate the brownies overnight before eating to have them at their fudgiest best. I have to say they were better after being refrigerated, and a more chocolatey brownie you would be hard to find. I loved it, but friends who were not as much a chocoholic as I am thought they were too much. I say, just cut a smaller piece :)

I loved reading the recipes as well as the journal like musings accompanying some of these recipes. They were at times lyrical, insightful, poetic, frank and sometimes even sad. Let me give you an example:

"Night. Candles. Lots of warm yellow candles reflecting and shimmering in a shiny sauce poured over sweet desserts. Colorful alcohol served with incandescent straws, as on a tropical island. It is crowded. Everyone is handsome as movie stars in the dim light that flickers over their faces, hiding a magical intimacy behind twinkling eyes. A voluptuous smell whispers secrets that intoxicate the people. Peter Pan flies about among the guests. Adults revert to being children. The grand soiree of sweets releases inside us, as always, the most beautiful feelings." pag. 76 from the recipe Forever young white chocolate custard perfumed with lemongrass and mixed with falling-in-love sweet wine lychees

This is a cookbook that I enjoyed reading if that makes any sense. I loved the commentary that went along with the recipes, and took almost as much pleasure reading the recipes as I did consuming these confections. It has a nice variety of desserts, soups, drinks, shakes and so much more. I only wish that it would have contained more pictures, rather than the artwork. I would definitely recommend this to anyone who is a chocoholic, or loves to cook. I think it would be a great hostess gift, or a gift to yourself. This is a book that I think I will end up keeping for a long time. . más

"On the one hand, it is the most romantic gift on the other hand, a commodity that is traded in the bourse. It is sold like precious jewelry that is picked carefully from a crystal glass, but also is an addictive snack in every corner kiosk. It is tasted like a fine wine and licked straight from the bowl. These diverse aspects of chocolate and of life are the inspiration for our book."
- Chocolate A Love Story: 65 Chocolate Dessert Recipes from Max Brenner&aposs Private Collection by Max Brenner

Thi "On the one hand, it is the most romantic gift on the other hand, a commodity that is traded in the bourse. It is sold like precious jewelry that is picked carefully from a crystal glass, but also is an addictive snack in every corner kiosk. It is tasted like a fine wine and licked straight from the bowl. These diverse aspects of chocolate and of life are the inspiration for our book."
- Chocolate A Love Story: 65 Chocolate Dessert Recipes from Max Brenner's Private Collection by Max Brenner

This upcoming holiday season and just in time for Halloween celebrations, Max Brenner (the Bald Man) and artist Yontan Factor have come up with Chocolate A Love Story: 65 Chocolate Dessert Recipes from Max Brenner's Private Collection. Large and eye-catching, the book looks like pop art. I was dying to know what recipes Max Brenner selected for this homage to chocolate and I know you must equally curious.

Here are just some of the creations described in the book:
Dependable banana cupcakes, Bohemian French toast chocolate sandwiches, Intimate Hungarian crepes (they have figs), Control freak chocolate spread, Plain Jane sweet chocolate rolls, Intimate scones, Nostalgic dark chocolate cheese crumb cake, Handsome tiramisu, My very own honey pie manifest, Mon cheri cherry pie, A therapeutic chocolate pot pie, A philosophical highly concentrated fudge brownie (if you're going to make brownies - why not a Max Brenner brownie?!), Enticing sugar churros, Max and Mortiz profiteroles, Forever young white chocolate custard, A mannered white chocolate creme brulee, Banana split, Tacky double chocolate fondue, Once-upon-a-time small almond cookies, Contentious chocolate chip cookies, Wannabe French hot chocolate, Shanti white chocolate chai image, Innocent meringue kisses, and Such a beautiful chocolate souffle.

I hope that I didn't ruin the surprise by naming the dishes. I figure that if you're interested in Chocolate A Love Story, you will check out the book for yourself.

Almost just as seductive as the food is the accompanying artwork. Each recipe is paired with an eye-catching 8 by 11 mini poster. The posters are gorgeous enough to frame.

If you'd like to learn more, visit Max Brenner's website at http://www.maxbrenner.com/home.aspx. Better yet - visit any one of the Max Brenner locations and sample the finished product!

A huge thank you to Anna and Hatchette Book Group for the review copy and for the opportunity to review Chocolate A Love Story! . más


Chocolate: A Love Story : 65 Chocolate Dessert Recipes from Max Brenner's Private Collection

With gigantic vats of churning chocolate, desserts like their famous chocolate pizza, and 12 varieties of hot chocolate served in custom mugs, Max Brenner, Chocolate by the Bald Man has turned their line of hip, colorful themed restaurants into an international sensation.

Chocolate: A Love Story is a vibrant new cookbook that includes 65 original recipes narrated in the quirky, captivating voice of Max Brenner, the restaurant's visionary founder and "bald man." Bold original illustrations inspired by Art Deco poster graphics, full-color photographs, easy-to-follow delicious recipes,and a serving of Max's unique vision for spreading "chocolate culture" around the world make this book a must for every chocolate lover.

Отзывы - Написать отзыв

LibraryThing Review

If you're in the mood for decadent chocolate recipes, sinfully rich, with sensual descriptions, and captivating art work, you'll want to try Chocolate: A Love Story: 65 Chocolate Dessert Recipes from . Читать весь отзыв

LibraryThing Review

Chocolate A Love Story by Max Brenner is a very different cookbook. There are no pictures of the finished recipes but there is fabulous artwork by Yonatan Factor. The book reminds me of the seventies . Читать весь отзыв


Hot Chocolate for Cool Parents: 4 Creative Recipes

A cozy night of watching Christmas movies with your kids calls for one thing: hot chocolate. No kid's going to complain about a regular mug of steaming cocoa, but you'll turn into supermom (or superdad) if you add some extra pizzaz to their favorite winter treat.

A cozy night of watching movies with your kids calls for one thing: hot chocolate.

We all have a stash of pre-mixed hot chocolate powder stashed in the cupboard but, really, it’s not that much more work to use the real stuff. The keys to the perfect cup of cocoa: Choose solid dark chocolate squares or bars (instead of powder), use whole milk (instead of skim or low-fat) and let the mixture simmer (not boil) on the stove.

And now for the fun part�ing delicious new flavors. Top Chef Desserts alum Katzie Guy-Hamilton, now the executive chef at gourmet chocolate company Max Brenner, shares four ways to take your hot cocoa over the top!

1. Maple syrup mix-ins. The sticky stuff isn’t just for breakfast, Guy-Hamilton says. She stirs a teaspoon of maple syrup into her mug of hot cocoa, 𠇋ut feel free to bump that up to a healthy tablespoon if you like things on the sweeter side,” she adds. Ever eaten chocolate chip pancakes soaked in maple syrup? It’s the same flavor combo (yum!).

2. Candy cane straws. Guy-Hamilton loves drinking her hot chocolate through a peppermint straw. Crack the hook off of a candy cane so only the rod remains, and often you’ll find a narrow hole that will work to suck the liquid through. You may have to go through a few candy canes to find the right one, but the minty flavor it adds to the cocoa𠅊nd the fun your kids will have slurping—is worth it.

3. Ice cream volcanos. “Pour hot chocolate on top of a scoop of vanilla ice cream𠅊nd hurry up and eat it before it melts!” Guy-Hamilton says. Bonus points if you shape the ice cream into a volcano and pretend the hot chocolate is lava.

4. Peanut butter ice cubes. Mix two tablespoons of peanut butter into every 8 ounces of hot chocolate, freeze the mixture in ice cube trays, then blend for an icy treat, she says. This cocoa slushy is so cool, we can forgive it for not actually being hot. As long as we’re drinking it indoors.


Ver el vídeo: Шоколадный рай Max Brenner Chocolate Bar обзор (Mayo 2022).