Nuevas recetas

Mira a Conan O'Brien saborear la mejor comida de Chicago

Mira a Conan O'Brien saborear la mejor comida de Chicago


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Comediante se desgarra, lanza salchicha sobre el puente

El comediante Conan O’Brien, que está filmando su programa en Chicago esta semana, no pasó mucho tiempo en el Ciudad ventosa sin probar la comida local, que él considera "la mejor comida del mundo". Vea el video de su dieta de una semana, con platos exclusivos en algunos de los restaurantes más emblemáticos de Chicago. Desde pizza de plato hondo de Lou Malnati's hasta salanaki flameado en las islas griegas, lo probó todo. Incluso consultó a un cardiólogo para conocer la dura verdad de las implicaciones para la salud de su dieta.

Mientras estaba allí, Conan también lanzó un bratwurst a través del State Street Bridge de Chicago por razones que aún no están claras. Compruébalo a continuación.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo solíamos jugar dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a los que no tenían libros prestados todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos presuntuosos acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades de obreros descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Dejé deliberadamente para el final mirar la biblioteca de Clifton. & # 160 ¿Es posible que nuestra tasa de pago de libros sea tan alta como el 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí & # 8217, he pensado durante mucho tiempo que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo jugábamos dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a los que no tenían libros prestados todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos presuntuosos acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades de obreros descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Dejé deliberadamente para el final mirar la biblioteca de Clifton. & # 160 ¿Es posible que nuestra tasa de pago de libros sea tan alta como el 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí & # 8217, he pensado durante mucho tiempo que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo jugábamos dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a los que no tenían libros prestados todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos presuntuosos acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades de obreros descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Deliberadamente pospuse mi mirada a la Biblioteca Clifton hasta el final. & # 160 ¿Podría nuestra tasa de pago de libros llegar al 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí, & # 8217 hace mucho tiempo que pensaba que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo solíamos jugar dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a los que no tenían libros prestados todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos presuntuosos acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades de obreros descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Dejé deliberadamente para el final mirar la biblioteca de Clifton. & # 160 ¿Podría nuestra tasa de pago de libros llegar al 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí & # 8217, he pensado durante mucho tiempo que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo solíamos jugar dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a los que no tenían libros prestados todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos esnob acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades obreras descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Deliberadamente pospuse mi mirada a la Biblioteca Clifton hasta el final. & # 160 ¿Es posible que nuestra tasa de pago de libros sea tan alta como el 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí, & # 8217 hace mucho tiempo que pensaba que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo jugábamos dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a personas que no tenían libros prestados durante todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos presuntuosos acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades obreras descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Dejé deliberadamente para el final mirar la biblioteca de Clifton. & # 160 ¿Es posible que nuestra tasa de pago de libros sea tan alta como el 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí & # 8217, he pensado durante mucho tiempo que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo jugábamos dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a personas que no tenían libros prestados durante todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%. El principal competidor de & # 160 Clifton & # 8217 en el prestigio de la ciudad, por supuesto, es Hyde Park, el bastión de la antigua riqueza y elegante estilo de vida de Cincinnati. & # 160 En Hyde Park, el 63% de los artículos en circulación eran libros. & # 160 No mejor que los suburbios, pero no peor.

Somos presuntuosos acerca de que nuestro East Side de Cincinnati sea culturalmente refinado, mientras que los West Siders son estereotipados como comiendo mocosos, bebiendo cerveza y viendo televisión. & # 160 Los libros, sin embargo, superaron a los videos en el West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%. & # 160 Tradicionalmente, las comunidades obreras descendieron un poco: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%. & # 160 The West End, el barrio afroamericano más pobre del centro de la ciudad, estaba en el extremo inferior con un 40%. & # 160

Deliberadamente pospuse mi mirada a la Biblioteca Clifton hasta el final. & # 160 ¿Es posible que nuestra tasa de pago de libros sea tan alta como el 90%? & # 160 Bueno, tal vez no tan alto. & # 160 80% sería más realista (aún definitivamente más alto que Hyde Park). & # 160 Puede imaginarse mi sorpresa al descubrir que los usuarios de la biblioteca de Clifton prestan sustancialmente más videos que libros (un insignificante 39%). & # 160 Nuestra querida biblioteca ocupa el último lugar en el uso relativo de libros (38 de las 41 bibliotecas en el área metropolitana). No es de extrañar que Tom se detuviera en la puerta de la biblioteca Clifton. & # 160 Somos una especie de pioneros, pero resulta que estamos liderando la carga al retirarnos de los medios impresos. & # 160

Luché por darle sentido a esto. & # 160 Para mí, & # 8217 hace mucho tiempo que pensaba que leo todo el día en el trabajo y, cuando llego a casa, quiero algo más ligero. & # 160 Tal vez mis colegas de la Universidad sean iguales. & # 160 Otras veces, decido que los libros son una cosa pasada de moda del pasado y que las películas representan la ola estética del futuro. & # 160 Sin embargo, ese razonamiento parece forzado, incluso para mí. & # 160 Dados los datos disponibles, decidí que Tom está en el camino correcto, y necesitamos algunos cambios por aquí. No voy a ir tan lejos como arengar a la gente en Ludlow Avenue. & # 160 Pero mañana iré a la biblioteca Clifton a sacar un libro. & # 160 Creo que & # 8217 voy a empezar con Dave Barry.


Clifton Library marca el ritmo


Hace años, J y yo jugábamos dobles con un conocido llamado Tom que vivía al lado de las canchas de tenis de Digby y es profesor de inglés en la UC. & # 160 Me encontré con él cuando salía de la Biblioteca Pública de Clifton hace un tiempo, y me regañó en términos inequívocos por ver una película en DVD en lugar de un buen libro. & # 160 Tocó un nervio sensible desde que & # 8217 soy un espectador habitual de películas y mi lectura de libros de ocio se ha reducido a prácticamente nada. & # 160 Tom estaba muy emocionado con el tema, y ​​me pregunté si, siendo él mismo un autor, estaba pasando el rato enfrentando a personas que no tenían libros prestados durante todo el día. & # 160 Decidí que las maquinaciones de Tom & # 8217 eran un poco excesivas. & # 160 Después de todo, con la presencia dominante de la Universidad de Cincinnati y el Hebrew Union College en el vecindario, Clifton es sin duda el centro intelectual de la región, poblado por profesores, estudiantes graduados y profesionales bien educados & # 8211 es decir, montones de lectores de libros. & # 160 Si Tom quiere promover la lectura de libros, será mejor que vaya a los suburbios y haga proselitismo allí.

Tuve la oportunidad de confirmar estas impresiones el otro día cuando el Cincinnati Enquirer publicó un artículo en la portada titulado & # 8220 ¿Video o libro? & # 160 Library tiene ambos. & # 8221 & # 160 El informe incluyó una tabla que informó el año pasado & # 8217s las frecuencias de circulación de libros, videos (incluyendo DVD & # 8217s) y otros artículos para las 41 sucursales de bibliotecas en el condado de Hamilton. & # 160 Para mi sorpresa, el acaudalado suburbio Anderson Township ocupó un lugar muy alto, con el 65% de & # 160 artículos prestados como libros. & # 160 Aren & # 8217t ¿esos habitantes de Anderson demasiado ocupados bebiendo cócteles y nadando en sus piscinas para leer? & # 160 Otros suburbios ricos fueron comparativamente altos en lectura de libros: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%.   Clifton’s main competitor for prestige in the city, of course, is Hyde Park, the bastion of Cincinnati’s old wealth and elegant life styles.   At Hyde Park 63% of circulated items were books.   Not better than the burbs, but not worse.

We are snobbish about our East Side of Cincinnati being culturally refined while West Siders are stereotyped as eating brats, drinking beer, and watching TV.   Books, though, outweighed videos on the West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%.   Traditionally blue collar communities did drop down a bit: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%.   The West End, the poorest African-American neighborhood in the inner city, was toward the low end at 40%.  

I deliberately put off looking at the Clifton Library till last.   Could our book checkout rate possibly be as high as 90%.   Well, maybe not that high.   80% would be a more realistic (still definitely higher than Hyde Park).   You can imagine my surprise to discover that Clifton library patrons check out substantially more videos than books (a piddling 39%).   Our beloved library ranks near the bottom in relative book usage (38 th out of the 41 libraries in the Metro area). No wonder Tom stationed himself at the Clifton Library door.   We are a pace-setter of sorts, but it turns out we are leading the charge by retreating from print media.  

I struggled to make sense of this.   For myself, I’ve long thought that I read all day long at work, and, when I get home, I want something lighter.   Maybe my University colleagues are the same.   Other times, I decide that books are an out-moded thing of the past and that movies represent the aesthetic wave of the future.   However, that reasoning seems forced, even to me.   Given the data at hand, I decided that Tom is on the right track, and we need some changes around here.   I’m not going to go so far as haranguing people on Ludlow Avenue.   But I am going to the Clifton Library first thing tomorrow to check out a book.   I think I’m going to start with Dave Barry.


Clifton Library Sets the Pace


Years ago J and I used to play doubles with an acquaintance named Tom who lived next to the Digby tennis courts and is an English prof at UC.   I ran across him as I was exiting the Clifton Public Library a while back, and he scolded me in no uncertain terms for checking out a movie on DVD instead of a good book.   He touched a sore nerve since I’m a regular movie watcher and my leisure book-reading has declined to virtually nothing.   Tom was very emotional about the topic, and I wondered if, being an author himself, he was just hanging out there confronting non-book borrowers all day long.   I decided Tom’s machinations were a little excessive.   After all, with the dominant presence of the University of Cincinnati and Hebrew Union College in the neighborhood, Clifton is unquestionably the intellectual center of the region, populated by faculty, grad students, and well-educated professionals – i.e., scads of book readers.   If Tom wants to promote book-reading, he’d be better off going out to the suburbs and doing his proselytizing there.

I had the chance to confirm these impressions the other day when the Cincinnati Enquirer ran a front page article titled, “Video or book?   Library has both.”   The writeup included a table which reported last year’s circulation frequencies of books, videos (including DVD’s), and other items for all 41 branch libraries in Hamilton County.   Much to my surprise, wealthy suburban Anderson Township ranked very high, with 65% of   checked out items being books.   Aren’t those Anderson dwellers too busy drinking cocktails and swimming in their pools to read?   Other affluent suburbs were comparably high in book reading: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%.   Clifton’s main competitor for prestige in the city, of course, is Hyde Park, the bastion of Cincinnati’s old wealth and elegant life styles.   At Hyde Park 63% of circulated items were books.   Not better than the burbs, but not worse.

We are snobbish about our East Side of Cincinnati being culturally refined while West Siders are stereotyped as eating brats, drinking beer, and watching TV.   Books, though, outweighed videos on the West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%.   Traditionally blue collar communities did drop down a bit: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%.   The West End, the poorest African-American neighborhood in the inner city, was toward the low end at 40%.  

I deliberately put off looking at the Clifton Library till last.   Could our book checkout rate possibly be as high as 90%.   Well, maybe not that high.   80% would be a more realistic (still definitely higher than Hyde Park).   You can imagine my surprise to discover that Clifton library patrons check out substantially more videos than books (a piddling 39%).   Our beloved library ranks near the bottom in relative book usage (38 th out of the 41 libraries in the Metro area). No wonder Tom stationed himself at the Clifton Library door.   We are a pace-setter of sorts, but it turns out we are leading the charge by retreating from print media.  

I struggled to make sense of this.   For myself, I’ve long thought that I read all day long at work, and, when I get home, I want something lighter.   Maybe my University colleagues are the same.   Other times, I decide that books are an out-moded thing of the past and that movies represent the aesthetic wave of the future.   However, that reasoning seems forced, even to me.   Given the data at hand, I decided that Tom is on the right track, and we need some changes around here.   I’m not going to go so far as haranguing people on Ludlow Avenue.   But I am going to the Clifton Library first thing tomorrow to check out a book.   I think I’m going to start with Dave Barry.


Clifton Library Sets the Pace


Years ago J and I used to play doubles with an acquaintance named Tom who lived next to the Digby tennis courts and is an English prof at UC.   I ran across him as I was exiting the Clifton Public Library a while back, and he scolded me in no uncertain terms for checking out a movie on DVD instead of a good book.   He touched a sore nerve since I’m a regular movie watcher and my leisure book-reading has declined to virtually nothing.   Tom was very emotional about the topic, and I wondered if, being an author himself, he was just hanging out there confronting non-book borrowers all day long.   I decided Tom’s machinations were a little excessive.   After all, with the dominant presence of the University of Cincinnati and Hebrew Union College in the neighborhood, Clifton is unquestionably the intellectual center of the region, populated by faculty, grad students, and well-educated professionals – i.e., scads of book readers.   If Tom wants to promote book-reading, he’d be better off going out to the suburbs and doing his proselytizing there.

I had the chance to confirm these impressions the other day when the Cincinnati Enquirer ran a front page article titled, “Video or book?   Library has both.”   The writeup included a table which reported last year’s circulation frequencies of books, videos (including DVD’s), and other items for all 41 branch libraries in Hamilton County.   Much to my surprise, wealthy suburban Anderson Township ranked very high, with 65% of   checked out items being books.   Aren’t those Anderson dwellers too busy drinking cocktails and swimming in their pools to read?   Other affluent suburbs were comparably high in book reading: Mariemont, 64% Loveland, 64% Wyoming, 61% Blue Ash, 58%.   Clifton’s main competitor for prestige in the city, of course, is Hyde Park, the bastion of Cincinnati’s old wealth and elegant life styles.   At Hyde Park 63% of circulated items were books.   Not better than the burbs, but not worse.

We are snobbish about our East Side of Cincinnati being culturally refined while West Siders are stereotyped as eating brats, drinking beer, and watching TV.   Books, though, outweighed videos on the West Side: Covedale, 62% Westwood, 55% Delhi Township, 59%.   Traditionally blue collar communities did drop down a bit: Bond Hill, 47%, Madisonville, 43%, Reading, 43%, Norwood, 42%.   The West End, the poorest African-American neighborhood in the inner city, was toward the low end at 40%.  

I deliberately put off looking at the Clifton Library till last.   Could our book checkout rate possibly be as high as 90%.   Well, maybe not that high.   80% would be a more realistic (still definitely higher than Hyde Park).   You can imagine my surprise to discover that Clifton library patrons check out substantially more videos than books (a piddling 39%).   Our beloved library ranks near the bottom in relative book usage (38 th out of the 41 libraries in the Metro area). No wonder Tom stationed himself at the Clifton Library door.   We are a pace-setter of sorts, but it turns out we are leading the charge by retreating from print media.  

I struggled to make sense of this.   For myself, I’ve long thought that I read all day long at work, and, when I get home, I want something lighter.   Maybe my University colleagues are the same.   Other times, I decide that books are an out-moded thing of the past and that movies represent the aesthetic wave of the future.   However, that reasoning seems forced, even to me.   Given the data at hand, I decided that Tom is on the right track, and we need some changes around here.   I’m not going to go so far as haranguing people on Ludlow Avenue.   But I am going to the Clifton Library first thing tomorrow to check out a book.   I think I’m going to start with Dave Barry.


Ver el vídeo: Jack McBrayer u0026 Triumph Visit Chicagos Weiners Circle. CONAN on TBS (Mayo 2022).